lunes, 23 de mayo de 2016

HACER MEMORIA DE JESÚS

1 Corintios 11,23-26
Institución de la Cena del Señor
Por lo que a mí toca, os he transmitido una tradición que yo recibí del Señor; a saber: que Jesús, el Señor, la noche misma en que iba a ser entregado, tomó pan, dio gracias, lo partió y dijo: “Esto es mi cuerpo que entrego por vosotros; haced esto en memoria de mí”. Después de cenar, tomó igualmente la copa y dijo: “Esta copa es la nueva alianza sellada con mi sangre; cada vez que bebáis de ella, hacedlo en memoria de mí”. Y, de hecho, siempre que coméis de este pan y bebéis de esta copa, estáis proclamando la muerte del Señor, en espera de que él venga.
 *****|*****

José Antonio Pagola
Al narrar la última Cena de Jesús con sus discípulos, las primeras generaciones cristianas recordaban el deseo expresado de manera solemne por su Maestro: «Haced esto en memoria mía». Así lo recogen el evangelista Lucas y Pablo, el evangelizador de los gentiles. Desde su origen, la Cena del Señor ha sido celebrada por los cristianos para hacer memoria de Jesús, actualizar su presencia viva en medio de nosotros y alimentar nuestra fe en él, en su mensaje y en su vida entregada por nosotros hasta la muerte. Recordemos cuatro momentos significativos en la estructura actual de la misa. Los hemos de vivir desde dentro y en comunidad.
La escucha del Evangelio
Hacemos memoria de Jesús cuando escuchamos en los evangelios el relato de su vida y su mensaje. Los evangelios han sido escritos, precisamente, para guardar el recuerdo de Jesús alimentando así la fe y el seguimiento de sus discípulos. Del relato evangélico no aprendemos doctrina sino, sobre todo, la manera de ser y de actuar de Jesús, que ha de inspirar y modelar nuestra vida. Por eso, lo hemos de escuchar en actitud de discípulos que quieren aprender a pensar, sentir, amar y vivir como él.
La memoria de la Cena
Hacemos memoria de la acción salvadora de Jesús escuchando con fe sus palabras: «Esto es mi cuerpo. Vedme en estos trozos de pan entregándome por vosotros hasta la muerte... Este es el cáliz de mi sangre. La he derramado para el perdón de vuestros pecados. Así me recordaréis siempre. Os he amado hasta el extremo». En este momento confesamos nuestra fe en Jesucristo haciendo una síntesis del misterio de nuestra salvación: «Anunciamos tu muerte, proclamamos tu resurrección. Ven, Señor Jesús». Nos sentimos salvados por Cristo, nuestro Señor.
La oración de Jesús
Antes de comulgar, pronunciamos la oración que nos enseñó Jesús. Primero, nos identificamos con los tres grandes deseos que llevaba en su corazón: el respeto absoluto a Dios, la venida de su reino de justicia y el cumplimiento de su voluntad de Padre. Luego, con sus cuatro peticiones al Padre: pan para todos, perdón y misericordia, superación de la tentación y liberación de todo mal.
La comunión con Jesús
Nos acercamos como pobres, con la mano tendida; tomamos el Pan de la vida; comulgamos haciendo un acto de fe; acogemos en silencio a Jesús en nuestro corazón y en nuestra vida: «Señor, quiero comulgar contigo, seguir tus pasos, vivir animado con tu espíritu y colaborar en tu proyecto de hacer un mundo más humano».




viernes, 15 de enero de 2016

LAS DIÓCESIS EXTREMEÑAS CELEBRARÁN EN CÁCERES LA JORNADA MUNDIAL DEL EMIGRANTE Y REFUGIADO CON EL II ENCUENTRO REGIONAL DE MIGRACIONES

En la rueda de prensa de este viernes 15 de enero, José Manuel López Perera, director de Cáritas Diocesana de Coria-Cáceres, ha destacado que el fenómeno de la migración no es reciente y forma parte de la historia de la Humanidad. “Son millones de personas las que han huido de Oriente Medio. Y un lento éxodo de África subsahariana que huye de la pobreza, los desastres, la crisis, hay un flujo diario en los Balcanes… Es uno de los mayores éxodos desde la segunda guerra mundial”. Además, el director de Cáritas Diocesana ha manifestado que la situación en Siria, epicentro del mayor número de desplazados, está haciendo que todo el mundo viva un momento de preocupación y también de sensibilización a un problema que afecta a millones de personas en todo el mundo.

La Jornada Mundial del Emigrante y Refugiado se celebra en la Iglesia Universal en el marco del Año de la Misericordia“En estos momentos, la Iglesia tiene que ofrecer hospitalidad y dignidad a los migrantes”, sentenciaÁngel Martín Chapinal, delegado Episcopal de Cáritas y responsable del Secretariado de Migraciones de la Diócesis de Coria-Cáceres. El año pasado, en este encuentro que se organiza desde las tres diócesis extremeñas, participaron 300 personas en ese primer Encuentro Regional de Migraciones que se celebró en PlasenciaSe espera la misma participación en esta edición, con la asistencia de migrantes en autobuses desde Mérida, Badajoz, Plasencia Don Benito y Coria más lo que se sumen en coches particulares.

No se trata sólo de una jornada de convivencia entre ellos, sino mostrar a la sociedad lo positivo de los inmigrantes, que entregan su tiempo y su vida en cuidar de nuestros ancianos, enfermos o niños”, destaca Martín Chapinal. El obispo de la Diócesis de Coria-Cáceres presidirá la Eucaristía del domingo 17 de enero y habrá otras actividades como una visita guiada o una comida con los productos típicos de cada zona, aportados por los participantes.

Mamen Gómez Castellano, técnico de inmigrantes del programa de Cáritas Diocesana,  ha manifestado que Cáritas Española considera que las personas tienen derecho a migrar y ha explicado que actualmente se está apoyando y reforzando a las cáritas locales que a nivel internacional están ayudando a los refugiados en las zonas donde se están concentrando, como Grecia o Macedonia. La ayuda se traduce en alimentación, higiene o apoyo psicológico entre otras. Hasta el momento se han destinado más de 300.000 euros a las cáritas de la zona. La ciudadanía ha respondido a la llamada de Cáritas y se está volcando en la ayuda, sólo Cáritas Diocesana de Coria-Cáceres ha recaudado más de 25.000 €. 

En cuanto a la inmigración, Gómez Castellano ha destacado que enExtremadura, según los datos del INE, existe un 4% de población extranjera. Lo que se traduce en 37.716 personas. La tasa de paro para ellos está en el 32 %. “Ellos han sido afectados por la crisis de forma desproporcionada. Ha habido un aumento de la percepción negativa de su presencia entre nosotros y además se les ha utilizado como cabeza de turco en la crisis. El objetivo de Cáritas Diocesana es ayudarles y borrar esa percepción negativa”. Desde el programa de inmigrantes de Cáritas Diocesana de Coria-Cáceres se ha atendido a 315 personas en 2015, en su mayoría mujeres, con edades entre los 20 y los 49 años, procedentes principalmente de Honduras, Rumanía, Colombia y Marruecos. “Se demuestra con estos datos que vienen en edad activa, para trabajar, para aportar a la sociedad”, analiza Mamen Gómez. Desde el programa de inmigrantes se realiza un acompañamiento en función de las necesidades de cada persona, “somos la puerta abierta, la puerta de acogida, un espacio de información, asesoramiento y acompañamiento”, explica la técnico. Entre las actividades del programa se encuentran talleres, clases de castellano, charlas de sensibilización y actividades de convivencia y participación que sirvan para visibilizar la situación de estas personas.


 PROGRAMA II Encuentro Regional de Migraciones
10,00: Llegada de los autobuses a parada del parking  Galarza.
10,30: Acogida y café en Centro Ágora. (Aquí se deja la comida)
11,00: Visita guiada a la Ciudad Antigua, patrimonio de la Humanidad.
13,00: Celebración de la Eucaristía en la Concatedral.
14,00: Comida compartida en Centro Ágora.
15,30: Convivencia en Centro Clavellina.
17,30: Finalización de las Jornadas.


viernes, 2 de enero de 2015

martes, 11 de noviembre de 2014

UN AÑO DESPUÉS DEL TIFÓN, FILIPINAS RENACE


Cáritas. 7 de noviembre de 2014.- Mañana se cumple un año de la llegada del tifón Haiyan a las costas filipinas. Ocurrió el 8 de noviembre de 2013 y su impacto --con vientos de más de 300 kilómetros por hora y lluvias torrenciales-- fue devastador para el país y sus ciudadanos.

La ONU estima que, de una u otra manera, Haiyan afectó al 40 por ciento de la población, que vio cómo el huracán más fuerte de la historia de Filipinas arrasaba sus pueblos y ciudades, derribaba sus casas, destruía sus medios de vida (cultivos y embarcaciones de pesca, sobre todo) y causaba la muerte de más de 6.000 personas.
El desastre desencadenó una fuerte solidaridad nacional e internacional. Desde el primer momento, miles de voluntarios filipinos acudieron a las islas más afectadas –el archipiélago central de las Visayas, sobre todo– para ayudar a los damnificados, mientras las organizaciones humanitarias comenzaron a distribuir asistencia humanitaria de primera necesidad y a canalizar la ayuda que venía del exterior.
Apoyo de la red Cáritas desde el primer momento
La Iglesia y Cáritas Filipinas/NASSA, con el apoyo de la red internacional de Cáritas y Cáritas Española, fueron las primeras instituciones en responder a la emergencia a través de las comunidades locales y los equipos de voluntarios de las parroquias, que movilizaron recursos personales y materiales incluso antes de la llegada de Haiyan.
La red Cáritas se volcó para atender a las comunidades más vulnerables de entre los 4 millones de desplazados por el tifón y las 1,1 millones de familias que vieron como sus casas quedaban destruidas o gravemente dañadas.
En un primer momento, la ayuda de Cáritas se centró en garantizar la respuesta a las necesidades más urgentes de los damnificados, como agua, alimentos, higiene, abrigo y refugio temporal. Tras esta primera fase, a las pocas semanas del desastre comenzaron las tareas de rehabilitación, con el objetivo prioritario de que las personas afectadas pudieran recuperar lo antes posible sus hogares y medios de vida. Cabe recordar que Haiyan devastó 600.000 hectáreas de cultivos y daño 28.500 barcos pesqueros.
“Nuestra acción más importante debía ser ayudarles a que tuvieran una casa y medios de vida, pero también darles esperanza y un poco de preparación para lo que pueda pasar en el futuro, incluyendo otro tifón” explica el padre Melton Oso, miembro de Cáritas Filipinas, al hacer memoria del trabajo realizado.
800.000 personas apoyadas y 135 millones de euros recaudados
En estos 12 meses, Caritas Filipinas, apoyada por Cáritas Española y otras 42 Cáritas donantes de todo el mundo, ha apoyado a casi 800.000 personas afectadas por el tifón, gracias a los135 millones de euros recaudados en todo el mundo.
Con esos fondos y el trabajo diario de las propias familias damnificadas y los voluntarios, se han edificado 3.743 alojamientos permanentes resistentes a tifones, construido más de 35.000 instalaciones de suministro de agua potable y ayudado a 10.125 hogares a disponer de alimentos y de medios de vida que les permita ser autosuficientes.
“Nuestro objetivo es construir bien, construir mejor; así, si viene otro Haiyan no podrá llevarse nuestra casa”, afirma John Manuel, una de las personas que perdió su vivienda por el tifón.
1,5 millones de euros aportados hasta la fecha por Cáritas Española
Las aportaciones solidarias de los donantes españoles canalizadas por Cáritas Española hacia Cáritas Filipinas han permitido mejorar la vida de John Manuel y otros miles de compatriotas suyos. En total, Cáritas Española ha aportado hasta la fecha 1.200.000 euros a los sucesivos llamamientos de ayuda de emergencia de Cáritas Filipinas. A esos fondos hay que sumar otra partida de 300.000 euros recién enviados a la Archidiócesis de Palo para la construcción de un centro polivalente, que hará las funciones de dispensario médico, de hogar para niños abandonados y de centro de acogida para personas mayores.
Esta aportación fraterna de Cáritas Española no habría sido posible sin el apoyo de toda la Confederación Cáritas en España y la activa participación de las Cáritas Diocesanas y Parroquiales, que han movilizado a las comunidades cristianas y a toda la sociedad en solidaridad con los damnificados de Filipinas. 
El programa de rehabilitación de Cáritas en Filipinas va a seguir desarrollándose a lo largo de tres años. Cuenta con un presupuesto previsto, sólo para este primer año, de 9,7 millones de euros, que se destinarán fundamentalmente a continuar la reconstrucción de viviendas, la recuperación de medios de vida (cultivos y aparejos agrícolas, ganadería  y barcos de pesca, entre otros), y la rehabilitación de las redes de agua corriente y saneamiento.
Protagonismo de las propias comunidades
Son las mismas comunidades locales las que están dirigiendo los esfuerzos realizados para la reconstrucción. Cáritas sólo les acompaña a la hora de diseñar su propia respuesta al tifón que cambió sus vidas y a prepararse ante un posible nuevo fenómeno natural extremo. Toda la comunidad trabaja en equipo para elaborar mapas de riesgo, que incluyen, entre otra información, la ubicación de cada casa de la aldea, los materiales de qué está hecha, cuántos miembros integran la familia, si hay niños, ancianos o personas con discapacidad, etc. Toda esa información ayuda a definir la vulnerabilidad de cada hogar y a adoptar medidas para reducir dicha vulnerabilidad ante un nuevo tifón o terremoto.
“No estamos construyendo una casa; estamos construyendo una familia, una comunidad, y una Iglesia más fuerte y unida”, asegura el padre Melton Oso

viernes, 31 de octubre de 2014

Cáritas, galardonada con el premio del defensor del pueblo

Cáritas España ha obtenido la primera edición del Premio 'Institución del Defensor del Pueblo', que ha creado esta entidad para reconocer el trabajo de entidades u organizaciones no gubernamentales que contribuyen con su colaboración al desarrollo de la labor que realiza el Defensor del Pueblo.
El jurado, presidido por la defensora del Pueblo, Soledad Becerril, ha acordado por unanimidad distinguir a Cáritas España con este premio, dotado con 6.000 euros, por “su continuada y renovada labor en la defensa de los derechos de las personas” en "los díficiles momentos que atraviesa España".
También ha destacado “la especial sensibilidad” de Cáritas para conocer y tratar los problemas más acuciantes de la sociedad y ha alabado “la profundidad de sus informes”, que suponen un “aldabonazo a las conciencias”.
El jurado de esta primera edición ha estado compuesto por el adjunto primero del Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán; la adjunta segunda del Defensor del Pueblo, Concepció Ferrer; la periodista Pilar Cernuda; la teóloga y escritora Isabel Gómez-Acebo; la fiscal de sala coordinadora de menores, Consuelo Madrigal; el secretario general de la Asociación Española de Radiodifusión Comercial, Alfonso Ruiz de Assín, y la filósofa y catedrática de Filosofía Moral y Política Amelia Valcárcel.
En esta primera edición han concurrido 12 candidaturas, propuestas por las áreas de trabajo de la institución. El acto formal de entrega del premio tendrá lugar en la sede del Defensor del Pueblo antes de que finalice 2014.

(SERVIMEDIA)

Para saber más


jueves, 30 de octubre de 2014

2.- IGUALDAD

-LA LEY:

Principio 1.- DERECHO A LA IGUALDAD DE TRATO Y OPORTUNIDADES.
Estos derechos serán reconocidos a toda la infancia sin excepción alguna  ni distinción o discriminación por motivos de raza, color, sexo, idioma, religión, opiniones políticas o de otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento u otra condición, ya sea del propio niño, niña o el de de su familia.

-FILOSOFÍA:
Cada niño es un tesoro y merecen todas las oportunidades para que ese tesoro pueda brillar con dignidad.

-EL DATO: Por nacer niña, cuando cumpla 12 años, mis padres me entregarán a un señor mayor a cambio de cuatro vacas. Nunca más sabré de mi familia. Ellos podrán sobrevivir gracias a las cuatro vacas.

-LA DENUNCIA: al sistema económico porque “ese negocio” no le es rentable y permite que todo siga igual.

-NUESTROS NIÑOS: -Mamá, papá  ¿qué me compras si ayudo a quitar la mesa?

-LA VERGÜENZA: En muchos países pobres el valor de una niña está en cuatro vacas. En los países ricos el valor de un niño o de una niña está en la cantidad de artilugios que necesitan comprarse cada día para no ser menos que los demás.

-LA PROPUESTA: Educa a los niños a valorar las oportunidades y que se esfuercen para que no caigan en las mismas trampas de sus antepasados. 

-LA MEDALLA DE ORO COMPARTIDA: A  la asociación “Interculturas” por emprender proyectos de promoción personal y autoestima de las niñas en África, a través de la campaña “La silla roja que multiplica oportunidades” Medalla de oro, también a las familias de aquí que educan a sus hijos para no caer en las garras de los caprichos del momento.

-EL EVANGELIO. Nos indica el camino: nadie es más ni menos que nadie. Todos tenemos la misma igualdad de oportunidades y la dignidad de hijos de Dios, aunque llegues el último. Jesús valora a todos sin hacer ninguna distinción.

-TÚ ERES SU VOZ: Quien sigue a Jesús se implica para que su Evangelio sea liberador. En la comunidad cristiana lo compartes y lo celebras. ¿Dónde te sitúas?
          Escribe tu grito de dolor, tu rabia de denuncia, tu propuesta para defender a esos niños. Ellos no tienen oportunidades, tú las tienes todas para abrirles las puertas a su derecho de igualdad de trato y oportunidades.
 
Hasta la próxima semana.

Tino Escribano Ruiz

miércoles, 29 de octubre de 2014

SÍNODO DIÓCESIS CORIA-CÁCERES

D. Francisco, Lorena Jorna y Jesús Moreno presenta en rueda de prensa el XIV Sínodo Diocesano de Coria-Cáceres
     El martes 28 de octubre, el obispo de nuestra diócesis, don Francisco Cerro, el vicario de Pastoral y secretario del Sínodo Diocesano, don Jesús Moreno y Lorena Jorna, presidenta de la Comisión de Información del Sínodo Diocesano, presentaron a los medios de comunicación en qué va a consistir esta nueva etapa de “caminar juntos con Cristo para buscar, renovar y fortalecer la fe”.

     Don Francisco explicó que la palabra “sínodo” tiene su origen en la lengua griega y nos habla de convergencia de caminos, de hacer camino juntos... y precisamente a eso nos invitó el pasado 16 de abril de 2014 en la Catedral de Coria, al finalizar la Misa Crismal, cuando se leyó el Decreto de Convocatoria del XIV Sínodo de nuestra diócesis.

     El Sínodo Diocesano es un acontecimiento especial. Es un acto solemne y poco frecuente en la vida de la diócesis que, por su naturaleza y objetivos, está llamado a dejar una huella perdurable en la historia de la Iglesia diocesana. En esta etapa se invita a participar todos los bautizados, creyentes y más o menos practicantes.

     Desde que se celebró el pasado sínodo en1987, el mundo ha experimentado grandes cambios económicos, políticos y culturales que exigen de la Iglesia nuevas respuestas para llevar la Buena Noticia al hombre de hoy, por eso nuestra diócesis busca analizar la situación actual para tratar de dar respuesta a los nuevos retos que tiene la Iglesia.

     El obispo también se refirió a la gran crisis social que atraviesa el mundo, “eso nos obliga a plantear con urgencia una respuesta a lo que el papa llama conversión pastoral, una nueva etapa evangelizadora, una opción misionera capaz de transformarlo todo”.

     Don Jesús Moreno fue el siguiente en intervenir para explicar la metodología que se está llevando a cabo. La normativa distinguedos fases: una preparatoria y la asamblea sinodal propiamente dicha.

     En estos momentos nos encontramos en la primera etapa. Después del lanzamiento y la sensibilización, se está realizando la consulta al pueblo de Dios. Ya se han repartido en las parroquias 6.000 encuestas para que todos aquellos que deseen participar, reflejen sus quehaceres y preocupaciones. 200.000 bautizados forman parte de la Iglesia en Coria-Cáceres, aquellos que tengan más de 15 años, podrán colaborar en uno de los momentos más decisivos e importantes, la consulta, que podrá entregarse en las parroquias o en obispado hasta finales de noviembre y después en los grupos sinodales.

     Después de analizar y clasificar los resultados de la encuesta, se prepararán una serie de materiales en los que estarán reflejadoslos temas que más preocupan al pueblo de Dios para su reflexión. Estos materiales se distribuirán a las parroquias para su estudio y trabajo en grupos sinodales y asambleas de zona. Se invitará a todos los católicos de la diócesis a que se inscriban para participar en estos grupos que reflexionarán y aportaran sugerencias de actuación pastoral en el ámbito parroquial, arciprestal y diocesano.

Lorena Jorna explicó que la Comisión de Información tiene como función estar al servicio del Sínodo y dar a conocer a los diocesanos y a todo el mundo, el desarrollo de los trabajos de todas las comisiones. Por eso, se ha formado un equipo multidisciplinar de personas. Apoyados en la delegación de medios de comunicación social de la diócesis y partiendo del trabajo que esta ha venido desarrollando en los últimos meses (con informaciones en el Semanario Diocesano y página web), la comisión ha puesto en marcha una campaña de difusión del Sínodo Diocesano y ha creado una página web-blog:www.sinodocoriacaceres.es. En ella, puede consultarse toda la información sobre qué es un sínodo, cómo participar, la historia de los sínodos en la diócesis y todas las noticias relacionadas con el desarrollo del mismo. Descargarse la encuesta y otros materiales preparatorios, como algunos temas de trabajo sobre la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium del papa Francisco.


     Así mismo, se han elaborado unos vídeos divulgativos que se irán lanzando a través de las redes sociales y se pondrán en la página web.

Para + información
sobre el sinodo.